¿Qué es un ex-libris?

Un ex libris (locución latina que significa “de entre los libros”) es una marca de propiedad que se le añade a los libros para saber a quién pertenecen. El ex libris nace de la necesidad de saber quién es el propietario en caso de pérdida, olvido o préstamo del libro. Aunque su esencia sea la de ser un signo distintivo de pertenencia y de derecho de uso de ese libro. Un ex libris es mucho más que una marca de posesión, es una interpretación simbólica por el amor a los libros, la literatura, la lectura y la cultura. Henri Bouchot en su tratado Les ex libris et les marques de possession du livre, escribía que el “ex-libris es la marca más antigua del amor sincero de los hombres por sus bienes literarios.” Y es que los propietarios de exlibris normalmente son grandes amantes de los libros y la cultura. 

Formatos de ex-libris 

Normalmente cuando hablamos de exlibris nos referimos a la estampación impresa de un sello en las primeras páginas de un libro. Pero la palabra ex libris engloba toda marca personal que se le haga a un libro. Seguro que más de uno ha creado su propio ex libris y no se ha dado cuenta. Pues un exlibris puede ser la inscripción manuscrita que hacemos en las primeras páginas de un libro con el nombre de su propietario o su firma. Por ejemplo, se considera el primer ex libris de la historia una placa hecha con cerámica, que acompañaba los papiros del faraón Amenofis II (1408-1372 a.C.) y que se conserva en el British Museum de Londres. 

Los elementos básicos de un ex-libris 

Los ex libris tienen dos elementos básicos: el elemento visual y el elemento textual.

En el elemento visual encontramos un dibujo, alegoría o representación gráfica que representa al propietario del libro. Este elemento visual puede ser muy rico o muy pobre depende de su propietario. Por ejemplo, si se trata de un exlibris de biblioteca seguramente el elemento visual solo enmarcará el elemento textual con la información de la biblioteca y será una forma geométrica como un círculo o rectángulo. En contra, si se trata de una persona individual este puede ser muy rico, el sello puede mostrar una alegoría con diferentes elementos que definen al poseedor de la colección de libros.

El elemento textual que siempre aparece es el nombre del propietario, este puede estar acompañado de la palabra ex libris o de un equivalente como “este libro pertenece a” pero no es obligatorio. También se pueden encontrar divisas o lemas que complementan al elemento visual con la intención de mostrar el carácter de su propietario.

En mi tienda encontrarás más de cincuenta modelos de sellos ex libris hechos para estampar todo tipo de papel y pensados para los amantes de los libros, el arte y la cultura. Este es mi primer artículo dedicado al exlibris, pero pronto encontraréis muchos más en mi blog. Recordad que podéis dejar vuestro comentario, yo estaré encantada de leeros.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

En ese momento pensé si puede bordar papel fotográfico, también podrá bordar el papel de mis marcapáginas.