Consejos para imaginar tu ex-libris personalizado

¿Quieres hacerte con un ex libris personalizado, pero no sabes por dónde empezar? Aquí te dejo una guía rápida con algunas ideas que te ayudarán.

Una imagen monocromática, sin matices.

En primer lugar, debes pensar que tu imagen será monocromática, ya sea en blanco y negro, en azul y blanco, en verde y blanco, etc. Todo dependerá del color de tu almohadilla de tinta, pero recuerde que no habrá sombra. Es imposible hacer un sello a partir de una imagen con una escala de tonos o grises. Por eso, lo primero a tener en cuenta a la hora de pensar en el diseño del sello es imaginarlo sin matices, limpio, icónico, sencillo, en blanco y negro, sin grises.

¿Qué utilidad quieres darle a tu ex-libris?

Obviamente, el ex-libris se utiliza para estampar el lomo de las portadas o las primeras páginas de los libros y así proporcionar información sobre su propietario. Pero cuando quieres pedir un ex libris hecho a medida, tienen tus propias motivaciones. ¿Para qué está destinado tu ex-libris? ¿Es para celebrar una ocasión especial? ¿Para estampar tu biblioteca personal? ¿Para marcar una donación? ¿Siempre has querido tener un ex-libris y llevas pensando en el diseño durante mucho tiempo? ¿Estás enamorado del concepto y quieres regalar un ex libris a un ser querido o darte un capricho? ¿Quieres un ex libris solo para que las personas a quien prestas tus libros piensen en devolvertelos?

Para ti, ¿para qué sirve un ex libris? o mejor dicho, ¿para qué vas a utilizar tu ex-libris. Si quieres reflexionar sobre estas cuestiones, te dejo aquí el enlace al artículo ¿Para qué sirven los ex-libris?

Ex-libris hecho a medida para Françoise y Jean-Lucm personalizado

Un sello, una firma que hable de su propietario

Ya sabes por qué quieres un exlibris, ahora se trata de saber qué exlibris quieres, ya sea un regalo para ofrecer o un pedido para ti.

El proceso puede parecer más fácil cuando se trata de tu propio ex libris. Sin embargo, este no es el caso para todo el mundo. Todo depende de tu personalidad, tu carácter. Así que aquí hay algunas ideas para los indecisos o para aquellos que no saben por dónde empezar. La primera pregunta que puedes hacerte: ¿qué es lo que te gusta? Además, puedes pensar en las cosas que te caracterizan, tus pasiones, una imagen que te encanta, un momento único en tu vida, un tema que te obsesiona, una idea que compartes, un autor/a que adoras, un objeto fetiche, una pintura o una escultura, un animal que te representa, el estilo de tu cómic favorito, un/a pintor/a o un movimiento artístico, una época, una persona que amas, un lugar, un paisaje, una estación del año, una película, etc. No hay reglas cuando se trata de inspiración. Prepárate un buen té, pon música, da un paseo por Google Imágenes o Pinterest y déjate llevar.

Si se trata de un regalo para ofrecer, debe centrarse en la persona en cuestión, su personalidad, su estilo, su visión del mundo, sus gustos. Te recomiendo que no pienses demasiado con tu cerebro izquierdo y te concentres en tu intuición. ¡Básicamente confía en ti mismo!

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Shop now